20.10.13

Sexto día en Escocia


Edimburgo - Stirling - Glasgow


Nuestro último día en Escocia decidimos dedicarlo al castillo de Stirling y Glasgow. De esta forma cerrábamos la ruta por Escocia y podíamos coger el avión al día siguiente con tranquilidad. 

La ciudad de Stirling se encuentra aproximadamente a una hora en coche desde Edimburgo. Si vais con el tiempo justo para su visita, destacaría 3 puntos de interés que no deberíais perderos. 
Por un lado su casco antiguo, un centro viejo de edificios y callejuelas con mucho encanto. Sus calles empedradas serpentean hasta lo alto del castillo de Stirling. 

Por otro lado tenemos el CASTILLO DE STIRLING. Si se decide visitar este castillo hay que ir preparados. Se trata de una gran fortaleza como la que encontramos en Edimburgo, la cual necesita bastante tiempo para ser explorada. Junto al castillo hay un aparcamiento que hay que pagar a la llegada.
El castillo se encuentra sobre una colina, lo cual dota a la fortaleza de unas vistas impresionantes. 
La construcción de todo el recinto y edificios datan de diferentes siglos, desde el siglo XIV hasta el XVIII, siendo unas de las principales residencias reales de Escocia. 
Igualmente comprobaréis que su conservación es impecable. Cuando nosotros lo visitamos, estaban restaurando sus murallas.   

El Castillo esta formado por una Capilla Real fechada en el siglo XVI, el Gran Salón, el Museo del Regimiento, las cocinas y el Palacio Real. También se puede visitar un curioso taller de tapicería, donde una serie de tejedores trabajan a la luz de los visitantes. 

Las cocinas son recreaciones medievales, donde podemos ver como trabajaban y que necesitaban para hacer un gran banquete real. 

Castillo de Stirling

Cocinas 
Palacio Real

En Stirling también se encuentra el monumento a William Wallace, aunque nosotros no lo visitamos ya que preferimos poner rumbo a Glasgow. 

GLASGOW se encuentra a unos 40 minutos en coche de Stirling. Al llegar fuimos directos al hotel. El escogido fue un hotel de la cadena Ibis, conocidos por sus bajos precios y sus habitaciones sencillas. El ibis budget Glasgow Hotel no es un hotel céntrico, pero esta ubicado en una zona comercial con aparcamiento gratuito. Si no os importa caminar, en 15 minutos estaréis en el centro de Glasgow. 

Vista de la catedral desde lo alto de la necrópolis

Nuestra última tarde estuvo dedicada básicamente a pasear por las calles de esta ciudad. Decidimos ir hasta la Catedral, una imponente construcción gótica datada en el siglo XII. La cripta y la sala capitular son muy interesantes, igual que su necrópolis. Ésta se se extiende sobre una colina desde la cual podemos disfrutar de una paz y unas bonitas vistas de la ciudad. Recomiendo totalmente subir hasta arriba. 



Después de tomar las últimas pintas en ésta ciudad, tuvimos que dar por finalizado nuestro viaje. Al día siguiente debíamos devolver el coche a primera hora y con gran pena,  partir hacía Barcelona. 

Espero que este breve diario de viaje os ayude a organizar con más facilidad vuestra aventura. Si queréis hacerme cualquier consulta, no dudéis en escribirme. ¡Gracias!

Necrópolis




4 comentarios:

JAVIER SÁNCHEZ LÓPEZ dijo...

Muchas gracias por vuestro relato, casi me hicisteis sentir como un highlander, y teniendo en cuenta que estoy en casa sentado delante del ordenador tiene mucho mérito.
Estaré atento a vuestra próxima salida.

ele* dijo...

Gracias por compartir vuestra experiencia. Nosotros nos vamos el 18 y también hacemos una ruta similar. Aunque cogemos el coche en Glasgow y lo devolvemos en Edimburgo. De Edimburgo a Pretwick iremos en tren supongo.

Escocia es un país enorme para ser visto en tan poco tiempo, pero con esta excusa siempre podemos volver! ;)

Les Chats Errants dijo...

Muchísimas gracias por su comentario! Me hace mucha ilusión poder compartir lo especial que es Escocia, y sobretodo que no os aburra.
Su blog también es muy interesante.

¡Saludos! :)

Les Chats Errants dijo...

Muchísimas gracias a vosotros por leerla!
Nosotros en un principio también íbamos a dejar el coche en Edimburgo, pero calculamos y casi nos salia al mismo precio tener el coche unos días más que coger tren hasta Prestwick. Además que teníamos tan poco tiempo que había que aprovecharlo al máximo.
Tenéis toda la razón, una semana se hace corta para Escocia, así que espero volver prontísimo y visitar el norte, que debe ser impresionante.

¡Buen viaje! :D

Publicar un comentario